Imagínense ser un profesional con varios años de experiencia. Imagínense tener una reunión de negocios con algún inversionista o potenciales clientes y llevarse una gran impresión de estos (al igual que ellos de ti). Imagínense que, terminada la reunión, nuestros nuevos contactos nos busquen en la web y encuentren: un perfil a medio escribir en Linkedin, fotos en google que no concuerdan con nuestra cara, links hacia páginas maliciosas o, peor aún, nada.

modelo v02-10-01

Este, si bien no es un problema, es un gran inconveniente para cómo nos comunicamos hoy en día con la sociedad. Lo principal, cuando converso con muchos clientes a punto de empezar a usar Redes Sociales, es tratar de generar contenido que acompañe al consumidor de compra a compra (tuitéalo aquí). Lo mismo ocurre con una persona.

Muchos profesionales que he conocido, divididos en profesores, jefes, clientes, tienen una gran presencia en físico. Su experiencia y expertise en los temas que manejan los convierten en grandes referentes dentro de su entorno. Pero, ¿cuánto de ello se logra transmitir en digital?

La prueba de google

Algo que me ha resultado muy útil es hacer la clásica prueba de Google, sin trampas. Pongan en modo incógnito su navegador (o navegación privada en algunos exploradores) y ‘googleen’ su nombre como lo suelen decir. Me explico: si te llamas Jorge Alonso Ríos Montalvan, pero te conocen y te expones usualmente como Jorge Ríos, primero búscate de esta forma. Lo ideal es que domines lo primeros resultados, pero no es lo que siempre ocurre.

Actualmente, tengo ‘dominada’ la primera página de Google con mi nombre:

Captura de pantalla 2015-10-02 a las 15.12.49

Lo que parece difícil, no lo es

Llevo siguiendo hace un tiempo a Miguel Higa, especialista en Marca Personal Digital en Hashtag, sobre cómo nos comenta que debemos ser buenos Community Managers de nosotros mismos. De nosotros depende, en cierta forma, el contenido que transmite nuestra identidad como marca, como ejecutivos, profesionales, personas.

Hablar de Community Managers no debe asustarnos, sino empoderarnos. Somos dueños del contenido que se produce de nosotros y debemos impulsar lo bueno que se dice de nosotros en la web.

Si somos grandes conocedores de nuestro tema (incluso si estamos aprendiendo aún), debemos tratar de compartir el contenido que usualmente llega a nosotros. Si vemos un video en clase, en una reunión o presentación; si vemos una infografía súper interesante; si leemos un libro o podemos compartir alguna otra forma de contenido, ¿por qué debe quedar solo para nosotros?

Escribir, escribir, escribir

A pesar de lo que muchos piensan, escribir no te hace ‘perder’ contenido sino enriquecerte de mucho más (tuitéalo por aquí). Mejor aún si escribes en algún medio digital. Escribir incentiva el bichito de la investigación, la curiosidad por conocer más y por aprender. Mejor aún, te da libertad (dependiendo del medio) a expresar tus propias ideas, lo que personalmente considero desestresante.

No tengan miedo a estar en la web. Compartan lo que transmite y refuerza cómo son en realidad. Gracias por leerme. ¿Se animan a compartir este artículo?

Skin fano

Soy Estefano Bullón y creé Alterbrand con la idea de que el valor de las marcas se basa en contenido. Escríbeme a ebullon@alterbrand.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bitnami