Todos hemos enviado mails, algunos en exceso y otros en falta. Algunos hemos llamado, también, y no lo hemos hecho varias veces. La combinación mail-llamada es crucial en los negocios (y en algunos sistemas de telemarketing), pero ¿se debería llamar antes o después de enviar un mail? Para esto, detallaré porqué deberíamos llamar antes y porqué después, y cómo se aplica esto al Marketing.

No encuentro tu correo

photodune-1994272-businessman-touch-smart-phone-in-hand-with-email-social-network-xs-240x240

Sí, bueno, aún no se lo he enviado.

El principal riesgo al llamar y no haber enviado el mail es esta afirmación. Muchas personas querrán tener la información a la mano, mientras que otras esperan que les preguntes antes que llenes su bandeja de spam. Lo mismo ocurre cuando se pregunta ¿conoces este producto? De no realizar comunicación, no espere mucho awareness de su producto, servicio o marca. Sin embargo, no haber enviado el mail, genera una expectativa e interés mucho más alto que tenerlo (lo vi, lo revisé, no me interesa) y lo mismo ocurre con el marketing. Mantenga el interés por su marca o producto antes, durante y después de la compra (lo que no es lo mismo que expectativas), tuitea esto.

No encuentro tu correo

anti-spam-legislation-e1409582391455

¿Ha revisado su carpeta de spam?

Al igual que un teleoperador, si eres marketer@ tienes que tener por seguro que tu publicidad ha ido a la carpeta de spam de tu consumidor (ojo, en el cerebro), tuitea esto. Al igual que mails, recibimos miles de estímulos al día entre publicidad e interacción social; lo más común para tu cerebro es seleccionar solo pocos elementos que te mantengan ‘al tanto’. Llamar después del mail es decirle al receptor: “ya estaba aquí, ahora mírame”. Análogamente, publicitar un producto después de lanzarlo es decir “tenemos lo que necesitas”. Estar o no estar es una duda muy común en el Marketing, pero de ustedes depende estar siempre que sea necesario.

Como toda acción y estrategia, depende mucho de los objetivos para dirigirla. Mi recomendación rápida es que si se tiene una diferenciación clara (tanto en memos, servicios o productos), llame antes. Si lo que lo diferencia es aún confuso, llame después e intente convencer a su consumidor.

AB002-ver-1.0

Soy Estefano Bullón y creé Alterbrand con la idea de que las marcas deben ser más humanas para generar conexiones más profundas con sus consumidores. Escríbeme a ebullon@alterbrand.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bitnami