Recuerdo que cuando recién entré a la universidad, uno de los conceptos con los que quedé pegado es la diferencia entre eficiencia y eficacia. Según la teoría, eficiencia representa hacer las cosas con pocos recursos y eficacia hacer las cosas bien. La lógica nos dice ser eficiente y eficaz al mismo tiempo, pero esto es muy improbable (la lógica nos dice, también, que para hacer las cosas bien se necesitan recursos). Recuerdo haberme obsesionado con la idea de ser eficaz, enfocado siempre en hacer las cosas bien. Hoy decidí hablar de marketing interno y cómo este influye en la creación de una marca humana.

SKIN_PER

Muchos deben haber escuchado, con envidia (me incluyo), el sistema de jornada laboral de Google. De los cinco días laborables, uno es dedicado por completo a desarrollar un proyecto personal. A pesar de lo descabellado que suena esto para los gerentes tradicionales, la preocupación por hacer las cosas bien nos entrena para hacerlas cada vez en menos tiempo (y con menos recursos). Me atrevo a decir, sin riesgo alguno, que a Google le está yendo bastante bien.

Hasta este momento, todo ok: se deben hacer las cosas mejor, debemos preocuparnos menos por la eficiencia.

¿Qué implica hacer las cosas mejor?

Aquí es donde se debe hacer marketing. Las acciones de una empresa deben basarse en el manifiesto de su marca. Hacer las cosas bien implica fidelizar a tus colaboradores. Como buen marketero, hago hincapié en que la actividad de una empresa por dentro (colaboradores, clientes internos) debe estar asociada con lo que ocurre afuera (consumidores, clientes externos).

Entonces, una empresa innovadora, joven, atractiva debe demostrar eso por dentro para ser creíble por fuera.

malambito

En el Instituto Peruano de Publicidad, por ejemplo, los salones tienen componentes que incitan a la creatividad, espacios para poder generar nuevas ideas y un ambiente muy gráfico y fuera de lo común.

Entonces, ¿Cuándo es importante ser eficiente? Siempre.

Lo cierto es que en el trabajo lo más probable es que te pidan ser eficiente (y te dirán que lo hagas bien), pero, si estás trabajando o lo haz hecho, no me dejarás mentir cuando digo que mucho enfoque en las tareas nos hace ser mecánicos, pobremente enfocados en el cliente. No perdamos la capacidad de hacer las cosas bien tan solo por querer hacer más cosas.

e122dd2a15421689ea73c80b5bb8bf3d

*Imagen extraída de Pinterest

Gracias por estar aquí hoy.

AB002-ver-1.0


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bitnami