He organizado los contenidos a publicar en el blog y uno de los temas claves de todos los Sábados serán los artistas musicales. Como he comentado antes, ellos realizan un branding humano casi de manera natural, por detalles a explicar a continuación. En el primer post de la serie, comento mi análisis de uno de los artistas más queridos del Perú: Pedro Suarez-Vértiz. Él nos deja unas lecciones de cómo debe ser un artista respecto a la creación de su marca personal.

Marca como persona

La importancia no recae en el uso ultrapensado de elementos de marketing, sino en acciones concretas y sinceras de cómo es la persona en sí. La primera lección que nos deja Pedro es tener una personalidad compartida. Mostrarse a sí mismo en situaciones es parte de una imagen como persona (en una empresa, son los voceros de la marca, quienes transmiten los valores de la misa. Tener un rostro, tener voz (¡y qué voz!), tener personalidad y, mucho más importante, tener sentimientos.

Interacción con la marca

Es un empedernido de las redes sociales, aunque su favorita parece ser Facebook. En esta tiene más de 1.4 millones de fans, mientras que en Twitter supera los 600 mil (nada despreciable, comparando las cifras de otros artistas). El nivel de interacción con el público es alucinante, y se debe gracias a las anécdotas que comparte día a día. La frecuencia de publicaciones es un indicador, así como el compromiso con los lectores o fans del artista. Las métricas relevantes en este aspecto son el engagement, reach (alcance) e impacto (positivo o negativo). Todos estos indicadores resultan beneficiosos para el artista, el cual tiene un alcance esta semana de casi 200 mil personas en Facebook (personas hablando de esto) y un engagement alto e interactivo (hartos comentarios hechos).

http://www.youtube.com/watch?v=WD6yg0lZjvM

*Pueden escuchar la canción mientras miran el video 🙂

Identificación con la marca

La clave del nivel de conexión de PSV con su público es la sinceridad que le pone a sus publicaciones. Fuera de que sea cierto o no, busca compartir el contenido de la manera más simple posible (no es un erudito en gramática española, pero sí un poeta). En mi opinión, los sentimientos no conocen de gramática, son meras expresiones que no respetan las reglas. Otro punto clave del artista es la constante publicación de fotos, donde aparece él (muy útil) y comparte su rutina. Entre interactuar con su público e identificarse con él se encuentra esta historia:

la foto

Espero les haya gustado mi reflexión sobre Pedro Suárez-Vértiz. Es necesario reconocer que una persona es capaz de llegar más rápido a los corazones de la gente que un producto (una cosa). Comparen el amor a primera vista: el consumidor sí o sí analizará el producto, pero debemos hacerlo vivir la experiencia de sentir en todo el proceso del uso. Gracias!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bitnami