En una de mis clases en la universidad, se conversó sobre el Time to Market. Este representa el tiempo que demora en ser concebida una idea, hasta su lanzamiento al mercado. Me dí cuenta que no se trata solo de encontrar primero una necesidad, sino de ser el primero en posicionarse en la mente del consumidor. La importanca de ser el primero es irrefutable y, siempre y cuando sea un diferencial notorio, ayudará a que el producto se dispare en logros.

20140118-232211.jpg

Marca como persona

El desarrollo de un concepto tiene un tiempo límite, el cual es incierto de predecir. En tanto, añado un factor más: la personalidad del mismo, el cual se debe desarrollar mientras se desee generar identificación con el cliente. Se entiende que el factor clave del TTM es haber identificado una oportunidad de negocio; para ello, el éxito de su lanzamiento depende de cuánto se entienda la necesidad identificada. En base a comprender lo que el producto significaría para el cliente, se guiaría el rumbo del producto hacia una correcta implementación.

Interacción con la marca

Si bien esta es una acción que requiere haber aterrizado el concepto en el mercado; mediante investigación o interacción primaria, se pueden obtener las mejores ideas que permitan guiar al producto hacia lo óptimo. La métrica clave es el tiempo, el cual deberá ser estimado a consideración. Como muestran algunas gráficas, ciertamente, el TTM culmina con el logro de los objetivos progresivamente; es decir, un pico de costos hacia la obtención de beneficios. Conforme la métrica crucial progrese, disminuye la opción de una cuota de mercado jugosa; sobre todo, por ceder la oportunidad hacia otros competidores.

Identificación con la marca

En este punto es crucial la implementación del producto y, por tanto, la evaluación previa a ello: la viabilidad del mismo. No solo basta identificar una oportunidad, sino tener una visión a futuro y en diversas situaciones. Es importante preguntarse: ¿cómo mi producto se mete en el estilo de vida de mi target? De esa pregunta resulta la correcta implementación del concepto. Al igual que la métrica del tiempo, mientras más ignoremos cómo reacciona el producto con el cliente, y viceversa, menos cuota de mercado se obtendrá.

El curso en el que repasamos este concepto se llama Entrepreneurship, por lo que estos días he estado tuiteando lo que he recatado de lo que nuestro profesor, Estuardo Lu, nos ha ido comentando. La importancia de ser el primero en el mercado es clave para el desarrollo de un producto, siempre y cuando la diferencia sea relevante y necesaria para el cliente. Véase casos globales de éxito por ello como el iPhone, el iPad, Windows y demás. Espero les haya gustado, los invito a visitarme en Facebook y a seguirme en Twitter como @ebullon Gracias!!

fb.com/alterbrand


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bitnami