Después de tantos días -y un poco olvidado tengo que admitir- el comercial de Apple fue duramente criticado (y alabado) por diversos medios. Motivo de ello, publiqué algunos post sobre anteriores spots y la eterna pelea con Samsung (anteriormente con Microsoft e IBM). Hoy, mi análisis se basa en el desarrollo de Apple como una marca más humana a través de este comercial.

Marca como persona

Lo curioso de crear una marca como persona se basa en la inclusión de características humanas como parte del producto (o servicio). Por tanto, ciertas características son aplicables al producto mediante el mensaje de marketing. Entonces, rasgos humanos (como el Big 5 Personality Traits) se transmiten para generar más empatía. Dos rasgos son notorios en el spot: Apertura a la experiencia y Extraversión. Los dos elementos son presentados de una forma mínima en el personaje, aunque el uso del iPhone revela un cambio.

Interacción con la marca

Algo característico de Apple, aunque criticado, es su forma de generar impacto en sus usuarios. Los medios que poseen para comunicarse son propios (no tienen presencia oficial en Twitter o Facebook), lo que genera un sentimiento de pertenencia único (e incertidumbre en algunos). Sin embargo, el enfoque es idóneo, desenvolviéndose en medios masivos y desarrollando productos enfocados en el uso que le da el cliente.

Identificación con la marca

Este punto es el principal activo de la empresa. La identificación con Apple llega a niveles impensables. Usuarios, incluso, se han tatuado el logo. Dicha fortaleza se da gracias a que Apple ha pensado, en vez de crear un ‘mejor producto’, en crear un mejor elemento para el estilo de vida del cliente. Asimismo, una relación constante entre el producto y el cliente, casi inseparable. Los productos de la compañía de Jobs son considerados como personas, siendo diferenciados por los nombres que tienen o les dan.

El nivel de interacción producto-cliente desarrollado por Apple es único y se asemeja a lo que se produce en un servicio de alta calidad (donde las personas son protagonistas). Más que pensar en un estándar de calidad, pensemos en qué necesita el cliente y cómo percibe el producto. No hay que perder de vista a Apple, quien, a pesar de las tardías innovaciones, sabe mantener millones de clientes fieles y, sobre todo, números en ascenso. Gracias por llegar hasta aqui. Mucho más agradecido si comentas!

[polldaddy poll=7627229]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bitnami