Hace un par de días, disculpen la demora, prometí publicar sobre el impacto del CyberMonday en Perú, evento organizado por la Cámara de Comercio del Perú y en que participaron un conjunto de empresas que, más que mostrar un sacrificio y enfoque hacia el público, demostraron un afán por vender, no por hacer Marketing (gnitekraM, como diría Fernando Zelada). Expongo el sistema alterbrand (triada humanizadora) para detallar las barbaridades de este evento. Empiezo con un listado, armado por Futuro Labs, infografía en el post anterior, con las cuentas de Twitter de las empresas participantes y la calidad de menciones que presentaron.

Cyber-Monday-Perú-2013-dia2

 

Marca como persona

Lo más deprimente de estos datos es que ninguna, salvo Estilo Mío, supera el 50% de menciones positivas y empresas como Ripley y Ofertop bordean el 10%. Esta arista de la triada supone que la marca se perciba como una persona, la cual empatiza con el cliente de tal forma para ser incluida en su estilo de vida. A grandes razgos, y con un margen de error alto, diría que lo ideal es mantener, como mínimo, un 70% o más en menciones positivas. ¿Por qué? Porque tales neutralidades y negatividades no son casuales; existió desinterés por el usuario y las empresas solo se dedicaron a vender, no a escuchar. (Irónico, ¿no era un evento online?)

Interacción con la marca

Aquí es donde la cosa se pone seria. Diversos usuarios publicaron sus incomodidades por el CyberMonday y no recibieron respuesta alguna. Por si fuera poco, los precios, en Saga y Ripley (hasta donde pude investigar), se inflaron para ofrecer un ‘gran’ descuento (¿40% es un gran descuento?).

la foto 1

 

Dos, sí solo dos, usuarios en este tweet comentaron sobre las supuestas ofertas del CyberMonday. Interacción con la marca no hubo, paso a la siguiente sección luego de un par de imágenes interactivas.

la foto 3 la foto 2

 

Identificación con la marca

Sin interacción con el cliente, es imposible generar identificación con el mismo. No solo se da a través de la atención al cliente (o manejo de redes sociales), sino a través de la personalización de productos y acciones impulsadas por el conocimiento previo del consumidor. Este evento, no cabe aclarar, fue una demostración de que las empresas en el Perú hacen lo que quieren.

Dejemos de vender productos para ‘todo el público’. Preocúpense por el cliente; hoy puede ser el monopolio, pero, bajo tantos abusos, mañana el cliente puede ser su principal competidor. No subestime el poder de las redes sociales.

A mi me gusta escuchar, diría que en exceso. Déjame escucharte. Gracias por leerme!

[polldaddy poll=7627229]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bitnami