Tu Linkedin no es un CV

mm

Profesional de hoy que se respeta tiene su perfil desarrollado en Linkedin. Es indispensable estar en esta red para ampliar nuestros contactos profesionales y, de ya tenerlos, fidelizarnos como especialistas en un área. ¿Ves al perfil de Linkedin como un segundo CV? Hoy desmiento esta creencia y destaco algunos tips para tener un mejor desempeño en esta red social.

modelo v07-03-01

Evita la clásica foto con fondo blanco

Algo que recomiendo a todo profesional es que evite la foto (en Linkedin) sobre fondo blanco. Esa foto es perfecta para tu fotocheck de la empresa, no para tu imagen ante el mundo profesional. Si es posible (es más, es lo ideal), muéstrate en acción. Me refiero a que si eres profesor, muestra una foto dando clases; si eres entrenador de fútbol, bueno, se entiende la idea.

Sumilla de Linkedin vs. Sumilla de CV

Aquí hay un GRAN cambio con el CV. Por favor, eviten los clichés clásicos del CV (honesto, trabajo bajo presión, etc.). Tampoco, profesionales de larga experiencia, hagan un resumen de todos sus estudios y trabajos. Destaquen lo que saben hacer y qué tan buenos son en ello. Sean breves, lo extenso está en las secciones Experiencia y Educación. Igual de importante es cerrar con una forma de contacto; ya sea un correo o un teléfono (dependiendo del profesional).

Destaca tus habilidades competitivas

A mi parecer, no deberían mantener en su perfil habilidades como Power Point, Excel, Inglés, Español, ya que resultan redundantes a lo que un profesional requiere usualmente. Lo mismo aplica si tienes habilidades tanto en español como en inglés (por ejemplo, Marketing y Mercadotecnia). Por otro lado, sí recomiendo resaltar programas específicos como Illustrator, Photoshop, Autocad, SPSS, SAP, etc. Es decir, resaltemos habilidades que nos hagan competitivos, no repetitivos.

smart-watch-821562_960_720

Linkedin ES una red social

No solo debe difundirse información complementaria al CV. Al ser una red social, permite que lo que antes era unidireccional (enviar un CV físico/virtual y esperar respuesta), ahora sea bidireccional, interactuando con nuestros recuerdos, validando nuestras habilidades, intercambiando conversaciones en un debate. Por ello, es crucial que lo que ya tenemos en nuestro Linkedin (como experiencia y estudios, lo que usualmente va en un CV) sea complementado con relatos del trabajo, fotos, documentos, videos que soporten nuestra calidad y experiencia profesional.

Desarrolla tu marca personal

No basta tener un perfil bonito, limpio y bien redactado. Lo ideal es que cada uno de nosotros tenga una línea gráfica desarrollada, un diseño que a través de formas y colores refuerce lo que somos como profesionales. Además, complementarlo con contenido que nos avale como profesionales en nuestra área. Casos de referencia son el de Liliana Alvarado o Walter Eyzaguirre. Por ejemplo, Walter comparte tips sobre Educación Financiera, así como Liliana comparte contenido relacionado a neurociencias. Los dos, al producir y difundir contenido, refuerzan su carácter de expertos en su área.

¿Tener un perfil público o privado?

Muchos profesionales, por temas de seguridad, hacen que todos sus perfiles en Redes Sociales sean privados. En este artículo no pretendo que renuncien a su vida personal, sino que sepan diferenciar su presencia en la web de forma efectiva. Usa Twitter y Linkedin como redes públicas, para reforzar tu carácter de opinión (Twitter) y tu calidad como profesional (Linkedin). No compartas, nunca, información sensible (como teléfonos privados, correos personales) de forma abierta en ninguna red si lo que esperas es mantener esta barrera.

 

Gracias por visitarme hoy. ¿Qué le añadirías a este artículo? ¿Seguimos la conversación en Linkedin?

Skin 2015.1-01

Soy Estefano Bullón y creé Alterbrand con la idea de que el valor de las marcas se basa en contenido. Escríbeme a ebullon@alterbrand.com

mm

Autor Estefano Bullón

Soy Estefano Bullón y creé Alterbrand con la idea de que el valor de las marcas se basa en contenido. Escríbeme a ebullon@alterbrand.com

Más artículos de Estefano Bullón